La felicidad no se alcanza, se construye

A lo largo de la historia de la psicología, esta disciplina se ha orientado principalmente a estudiar el dolor humano, quitándole relevancia a los aspectos positivos que contribuyen a forjar nuestra felicidad. Gran cantidad de los estudios de la psicología tradicional trata temas como patologías y dolor emocional, tales como la depresión. Por su lado la Psicología Positiva se enfoca en el bien estar de las personas y en su alegría, dándole importancia a las fortalezas propias del individuo, construyendo competencias y principalmente buscando su felicidad.

Es una rama de la psicología relativamente nueva que en tiempos actuales cada vez toma mayor relevancia, reflejándose en estudios sobre aspectos positivos como la creatividad, resiliencia y felicidad entre otros.

Martin Seligman, unos de los principales precursores de estudiar la Psicología Positiva, a través de estudios y pruebas, científicamente respaldadas, dedujo un modelo que nos ayuda a construir nuestra felicidad y bienestar emocional. Este modelo llamado PERMA se concentra en 5 puntos:

1. Emociones Positivas (positive emotions), mientras más emociones positivas experimentemos durante el día, sobrepasando las negativas, mejor nos sentiremos y tendremos una mejor predisposición ante nuestro entorno.

2. Involucramiento (engagement), al involucrarnos diariamente con actos positivos, dándole significado, favorecerá a nuestro nivel de satisfacción y sensación de bienestar.

3. Relaciones (relationship), cultivar relaciones sociales positivas con personas quienes favorezcan nuestro bienestar.

4. Significado (meaning), dar significado a los sucesos de nuestra vida nos permite el autoconocimiento. Aportando a personas o agrupaciones de manera positiva, le da propósito a nuestra vida, incentivando las relaciones interpersonales alcanzando niveles importante de bienestar.

5. Logro (accomplishment), alcanzar logros personales y sentir que estamos haciendo las cosas bien, nos da una sensación de éxito y progreso que aporta a nuestro bien estar.

Teniendo en cuenta aspectos de la Psicología Positiva e incorporándolos al proceso educativo de nuestros hijos, sin duda les estaremos aportando fundamentos y recursos para que sean personas felices.

LilyMedia © 2018